¿De dónde nace WOmum?

Lorena Loma-Ossorio

Más de 16 años trabajando en multinacionales en puestos de dirección, especializada en estrategia de negocio y experiencia de cliente.

Y lo importante: Madre de 3 hijos, todos muy seguiditos, y “superwoman” convencida de poder con todo y con todos… 

Hasta que en 2016 tras la baja maternal del tercero, llegó la crisis. Yo lo intenté, intenté seguir remando porque estaba convencida de que eso era lo que quería:  desarrollar mi carrera profesional, ejercer de madre y esposa, ser amiga y, por supuesto, MUJER.

Pero poco a poco, y cuanto más remaba, menos energía tenía para remar, sentía que mi pila no daba para más y que se estaba agotando. Después de innumerables revisiones médicas por si se trataba de una enfermedad, me di cuenta de que estaba remando contra mi misma. Eso era lo que me hacía perder la energía y sentirme profundamente infeliz, pero ¿infeliz por que?, aparentemente tenía todo lo que una mujer podría desear.

En ese momento es cuando renació mi yo más rebelde y empecé a cuestionarme el por qué: ¿Por qué tenía que seguir con la corriente? ¿Por qué debía renunciar a ver crecer a mis hijos tal y como yo quería hacerlo? ¿Por qué tenía que vivir con la continua sensación de llegar siempre mal y tarde?  ¿Por qué no podía disfrutar de mi vida de la forma en la que a mi me hiciera realmente feliz?

Y en ese momento me REBELÉ, fue un gran momento de inflexión en mi vida, casi una catarsis, donde decidí simplemente PARAR, PARAR para mirar hacia dentro y disfrutar de lo que tenía a mi alrededor.

Sentía que llevaba toda la vida corriendo para no llegar tarde… tarde a terminar la carrera, empezar a trabajar, promocionar, casarme, tener hijos, estar al día, …

Una carrera sin final que en ese momento decidí que había llegado a su final, ya me había desfondado…

¿Y para qué? Pues en aquel momento no lo tenía muy claro, simplemente necesitaba parar; vivir mi propia vida y sanarme porque estaba realmente enferma con unos niveles de estrés desorbitados; disfrutar de mis hijos sin prisas, recogerles del colegio, llevarles al médico, cortarles las uñas… pasear sin un rumbo fijo y tener tiempo para MI, la gran olvidada… 

¿Me costó? Sí, infinito, estuve casi tres meses llorando sin parar hasta que gracias a mi super coach @enrique.mindful conseguí liberarme y reencontrarme con mi propia esencia y mis motivaciones más intrínsecas.

Y es de ahí, de ese proceso de profunda reflexión de donde surge WOmum. Un espacio dedicado a la mujer donde parar, liberarse, desconectar y autocuidarse. Porque si aspiramos a estar y sentirnos bien con nosotras mismas y con los nuestros es fundamental que nos dediquemos tiempo de calidad. Que no nos olvidemos de reconectar con nuestra esencia y motivaciones, que revisemos de vez en cuando que estamos haciendo lo que nosotras queremos hacer y no lo que la sociedad y nuestras propias creencias nos hacen creer. Y para eso es fundamental PARAR.