Mis primeras dudas como mamá que amamanta

Como mamás decididas a alimentar a nuestro bebé con lactancia materna, se nos plantean algunas dudas. Algunas de ellas son: ¿Hay que ofrecer los dos pechos en cada toma? ¿Se debe despertar al bebé para alimentarlo? ¿Cómo saber por qué mama empezar?. Después de haber desmitificado siete falsas creencias sobre la lactancia materna, hoy resolvemos las dudas más frecuentes que se nos presentan en la consulta.

¿Hay que ofrecer los dos pechos en cada toma?

Con respecto a la primera, si el bebé está bien colocado no hay razón para limitar la duración de las tomas. Dejaremos al bebé mamar del primer pecho hasta que él mismo lo suelte o hasta que se duerma. A continuación, le ofreceremos el segundo pecho, algunas veces mamará y otras no, siendo normal, no hace falta insistir. Si el niño está mucho tiempo y no queda satisfecho habrá que revisar si la postura de amamantamiento es la correcta.

¿Cómo saber por qué mama empezar?

Con respecto a la segunda cuestión, comenzaremos siempre por el pecho que notemos más lleno o tenso. Si no lo notamos, ofreceremos siempre el segundo pecho, es decir, aquel que no se vació en la toma anterior o se hizo, pero de forma incompleta.

¿Se debe despertar al bebé para amamantarlo?

Puede suceder que nuestro bebé tienda a dormir durante 4 o 5 horas seguidas y que muestre poco interés por mamar al despertarse, esto es algo habitual. Pero si tenemos indicios de que no está mamando lo suficiente (ha disminuido el número de pañales mojados, no hace ni una deposición al día, no gana el peso suficiente o no se muestra contento, vivaz ni responde bien a los estímulos) conviene despertarle para que mame cada tres horas aproximadamente.

La mayoría de los bebés se despiertan por la noche para mamar, pero si nuestro bebé duerme toda la noche, y mama más a menudo durante el día, no será preciso despertarlo.

Amamantar al bebé por la noche es muy fácil ya que no se necesita preparar nada, el niño no tiene que esperar y si duerme cerca, quizá ni siquiera tengamos que salir de la cama pudiendo simplemente acercar el niño al pecho. Otra de las ventajas será que la producción de leche aumentará si se amamanta al bebé por la noche.

Recuerda que si tienes alguna duda más sobre cualquier tema relacionado con la alimentación de tu hijo en Womum te lo resolvemos.