¿Para qué sirve una matrona?

FUTURAS MAMÁS ¿SABÉIS LO MUCHO QUE OS PUEDE AYUDAR UNA MATRONA?

Hay muchos profesionales sanitarios a la hora de acompañar a la mujer en su embarazo, parto y postparto y muchas veces, las más olvidadas son las matronas. En España es una profesión reglada, con 6 años de estudio y con una amplia tradición. Sin embargo, no todo el mundo sabe exactamente para qué sirven a la hora de atender a la mujer. No todo el mundo sabe que, si un parto es bueno, es decir, si la mujer es sana y no representa ninguna complicación, ellas son las encargadas de atender ese parto sin la necesidad de la intervención del ginecólogo.

¿Para qué sirve una matrona?

Lamentablemente es una pregunta que hoy en día seguimos escuchando. Y es triste porque no ocurre con otras profesiones como los médicos, profesores, dentistas… sabemos perfectamente cuál es su función, a qué se dedican y cuándo y por qué acudir a ellos. Sin embargo, la figura de la matrona es considerada Patrimonio de la Humanidad y es una de las profesiones más antiguas (sino la que más).

La matrona es un profesional reconocido internacionalmente en todos los sistemas sanitarios en los que se considera una figura esencial, con capacidad y autonomía en la toma de decisiones y que incide en un ámbito
sanitario y social tan importante como el de la maternidad y la atención a la salud sexual y reproductiva de la mujer y la familia, en los diferentes momentos del ciclo vital de las personas incluyendo así mismo la atención a la madre, en el diagnóstico, control y asistencia del embarazo, parto y puerperio normal y la atención al hijo recién nacido sano, hasta el 28 día de vida sobre los que tiene plena responsabilidad; haciendo uso de una actitud científica responsable y utilizando los medios clínicos y tecnológicos adecuados al desarrollo de la ciencia en cada momento.

La matrona, un apoyo importante para la futura mamá:

La gestación plantea muchas dudas y muchos cambios que afectan al cuerpo y también a las emociones: desde las nauseas matinales hasta el dolor de espalda, los problemas que surgen con la lactancia, los cuidados del recién nacido, el miedo a que algo no vaya bien o el miedo al dolor entre muchos otros… de aquí que la matrona forme un equipo junto a la embarazada, por eso puede guiarla, apoyarla, darle fuerzas, prepararla para la siguiente etapa y resolver sus dudas.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con la matrona?

Lo mejor es ponerse en contacto con la matrona cuando se está planificando el embarazo, porque la futura mamá debe tomar medidas para prevenir ciertas alteraciones del feto antes de la gestación.

Ámbito de actuación de la matrona:

En el ámbito de actuación de la matrona, abarca tanto la atención primaria (centro de salud, domicilio…) como la atención especializada (hospital). Así mismo, las matronas pueden ejercer su profesión en el sector público, en el privado, por cuenta ajena o por cuenta propia.

Papel de la matrona en el embarazo, el parto y el puerperio:

  • En el embarazo: durante esta etapa, la matrona será un apoyo fundamental para la futura madre y su función será asesorarla en el desarrollo de su experiencia como madre. Vigila su estado de salud, la evolución de la propia gestación y el desarrollo del bebé. Durante el embarazo, la matrona:
  • Aconseja a la madre sobre hábitos de vida saludables.
  • Brinda los cuidados necesarios para aliviar las molestias propias de cada trimestre de la gestación.
  • Informa sobre las pruebas que debe realizarse la madre durante la gestación.
  • Informa sobre los controles de desarrollo del bebé y escucha los latidos de su corazón.
  • Controla el estado de salud de la madre, estudiando su peso, su tensión, perímetro abdominal…
  • Responde a todas las dudas que tenga la futura mamá para que no tenga miedos o temores sobre el parto.
  • Controla el avance de la gestación.
  • Atención a la urgencia obstétrica y derivación si procede al ginecólogo.
  • Educación grupal a embarazadas, pareja o acompañante, dentro del programa de “preparación al nacimiento”.

En el momento del parto: cuida del bienestar físico materno-fetal y atiende la situación emocional intensa por la que atraviesa la futura mamá en el momento del parto. En el momento del parto, la matrona:

  • Recibe a la mamá a su llegada al hospital para dar a luz.
  • Si el parto se ha iniciado, ella se ocupará del ingreso y de llevar a la futura mamá a la sala de dilatación, donde te atenderá durante el periodo de dilatación y el expulsivo. Si a lo largo del periodo de dilatación o el expulsivo apareciera cualquier complicación, avisará al ginecólogo para que él resuelva el problema que haya surgido.
  • Cuando llegue el momento adecuado, la matrona se ocupará de contactar o avisar al anestesista, si ha solicitado la anestesia epidural.
  • Controla la dilatación y el estado del bebé a través de la monitorización fetal.
  • Cuando el parto sea inminente, te trasladará a la sala de partos. Ella se encargará de realizar el parto y el alumbramiento (salida de la placenta), así como de suturar la episiotomía o desgarro si lo hubiese.

Cuando el bebé ya ha nacido:

  • Todavía en el hospital, la matrona controla la normalidad del postparto y del recién nacido durante las 2-3 horas posteriores al parto.
  • Una vez que hayas recibido el alta hospitalaria, la matrona te recibirá en su consulta.
  • La matrona te informará y te asesorará en las cuestiones más importantes de esta nueva etapa, vigilará el estado de los puntos en caso de cesárea, desgarro o episiotomía.
  • Valorará el estado de tu suelo pélvico y te derivará en caso de que lo necesites.
  • Te ayudará a instaurar la lactancia materna como método de alimentación de elección para el bebé.
  • Educación grupal en el postparto.
  • Competencias de las matronas fuera del ámbito de la gestación:
  • Consulta de reproducción asistida.
  • Atención preconcepcional.
  • Realización de pruebas de screening para la prevención del cáncer de cérvix (citología).
  • Asesoramiento en materia de salud sexual y reproductiva (elección de métodos anticonceptivos).
  • Consulta de asesoramiento en materia de salud sexual para adolescentes/jóvenes y colectivos que demanden formación en esta materia: profesores, padres y madres.
  • Participación en el screening de la detección de infecciones de transmisión sexual y derivación a otros profesionales en caso de necesidad.
  • Consulta dirigida a las mujeres que se encuentran en la etapa perimenopáusica y menopáusica, en relación a la salud sexual y reproductiva en esta etapa de la vida.
    Detección y atención en la violencia de género, especialmente durante el embarazo y el postparto.